miércoles, 8 de julio de 2009

!Pronto estaré de vacaciones!


A punto de partir pero todavía no ...


Me reconozco al límite de la resistencia ante un equipaje que cada vez exige más. ¡Este viaje no es para siempre! -me digo- y sigo buscando lo que la memoria suele olvidar, como son unas llaves perdidas, el pasaporte que no está donde debe, el libro que tenía reservado para esta ocasión. Nunca se está completamente a punto de partir. Acechan además razones para impedirlo: problemas que en esta última hora escogen el momento de mostrar sus quebrantos, y rompen la estabilidad de lo programado. Pero sobre todo es el tiempo lo que domina a los que se quedan con la ausencia y la distancia, y será el desaliento el que moldee el miedo a la soledad. Para quien – en el vértice de sus años- no entiende de distancias y ese tiempo es un futuro que teme inalcanzable en la quietud que vive el suyo, la espera está inmersa en el acoso del silencio de sus días.

Todo es parte del equipaje que lleva el que está a punto de partir, compañero inevitable que acompañará cada capitulo de esta historia.

1 comentario:

Caminodelsur dijo...

Estimada Pilar te leo un tanto nostálgica y melancólica, creo entender es la eterna disyuntiva de emprender algo que anhelas y mereces y el sentido del deber de dejar a algíen muy preciado sin tu presencia. Todo va a estar bien, y todo seguirá su curso, termina luego esa valija y pásalo muy bien, es tu momento.

Un gran abrazo