lunes, 31 de diciembre de 2012

El año que siempre llega




Vuelve entre delirios de relojes y arrepentimientos. Tan atractivo como todo lo nuevo, sus promesas de una distinta fortuna me retienen con palabras de felicidad y éxito; todo un brindis que me seduce. Sensaciones que me acercan al pálpito de las mejores cosas que yo busco con empeño. Aunque no tengo prisas, es él quien me impone su presencia en noches compartidas con imágenes de cambios y diáfanos amaneceres, pasión in crescendo hasta un futuro que tendrá una conjugación perfecta, un carpe diem tan deseado siempre, una constante hacia lo eterno, que me olvido de estos días blancos en los que necesariamente tengo que dejar huellas. Tránsito que se insinúa con la impronta de los meses y la evidencia tenaz de lo distinto. Cuando se acabe su estímulo me arroparé en trémulos reproches, y él volverá de nuevo a robarme el espacio con la esencia de un declive armónico y sincronizado. Su tiempo se hará entonces pretérito.
 
 

miércoles, 5 de diciembre de 2012

5 de diciembre: fiesta de Sinterklaas en Holanda




Personaje de leyenda: San Nicolás, obispo de Myra

 
Los Reyes Magos no llegan hasta Holanda, la distancia es demasiado larga para tres reumáticos camellos, pero los niños holandeses no se pueden quejar porque también tienen quién les lleva los regalos: un ancianito de largas barbas blancas, con un montón de siglos echados a las espaldas, hace felíz a los que se portan bien.

 

Se conoce poco de los primeros años de vida de este santo varón que nació allá por el siglo III al que le pusieron de nombre Nicolás, y que llegó a ser obispo de Myra, lugar situado en lo que hoy es Turquía. Según ciertas crónicas su vida está marcada por una serie de milagros. Se cuenta que en su edad adulta fue en peregrinaje a Jerusalén. Durante la travesia un fuerte viento arrastró uno de los mástiles del barco, golpeando a un marinero que resultó muerto. Cuando el tiempo quedó en calma y los tripulantes más tranquilos, vieron como después de una oración del santo el marinero volvía a recobrar la vida. Pero la fama de su nombre llegó después de su muerte, un 6 de diciembre del año 342. Desde Myra y Constantinopla se extendió su devoción por toda la Iglesia griega y rusa. De ahí pasó en el siglo IX a Italia y en el X a Alemania, Inglaterra y Francia. Como consecuencia de la invasión turca de Asia Menor, sus restos fueron llevados a Bari en el sur de Italia, donde parece que descansan ahora.

 

Lo curioso es que en esa fecha -6 de diciembre- no es la muerte sino el cumpleaños del santo lo que se recuerda. El día anterior, 5 por la mañana, hace su entrada oficial en la ciudad, acompañado de afanosos ayudantes negros –Zwarte Pieten- que son los que hacen las compras en los grandes almacenes. El viaje lo hace en barco de vapor desde Madrid, donde según la tradición vive. La leyenda echa una mano para explicar que esto no es un capricho, descubriendo que los holandeses se equivocaron y no es Italia sino España el lugar que escogieron para dejar reposar sus restos. De ahí también el color de sus ayudantes: era el tiempo de una España árabe y eran servidores moros los que acompañaban siempre a San Nicolás.  Pero otro rumor popular -y por el que me decanto- dice que el motivo del color es que andan a menudo entre chimeneas y después ya no tienen tiempo de lavarse ... ¡quién puede estar seguro de saber la verdad!

 
Cuando ese día llega la embarcación, adornada de banderitas holandesas y españolas a la ciudad, es recibida por el alcalde que será quien le entregue al santo las cartas que escribieron los niños. San Nicolás va vestido con túnica blanca y manto rojo, lleva en la cabeza una mitra del mismo color con cruz dorada, símbolo de la autoridad eclesiástica, y en las manos un báculo dorado y un libro con los nombres de los niños que se han portado bien. ¡Ah, y para prevenir confusión con otros que se quieren hacer pasar por el santo, el verdadero lleva una fina estola roja también al cuello! Los niños ataviados con gorritos de papel y agitando banderitas, cantan a todo pulmón –seguramente para entrar en calor- canciones dedicadas al santo. Después San Nicolás dará un paseo por la ciudad en un caballo blanco que tiene  por nombre Américo. Pueden imaginarse los lectores que, debido a la alta edad de este venerable señor y lo resbaloso de las calles heladas, se toman las debidas precauciones para evitar caídas.




Los niños no tienen que esperar hasta el día siguiente. Esa misma noche después de cenar, les llevará San Nicolás los regalos. El santo se subirá al tejado con caballo y todo para echarlos por la chimenea -cosa peligrosa en esta época fría del año- aunque la mayoría de las veces, seguramente por miedo a un resbalón, es en la puerta de la casa donde tras dar un fuerte golpe deja un saco lleno de presentes. Los regalos van envueltos en papel con el nombre del destinatario, acompañados de un poema que deberá ser rimado, en el que se comentará cualquier cosa que se relacione con el que lo recibe. Los que se han portado bien no tienen nada que temer, en caso contrario existe el saco y una varilla con la amenaza de azotes. Pero es el saco -de yute- lo más terrible que le puede pasar a un niño que se ha portado mal: San Nicolás se lo llevará dentro de él a su regreso a España. Imagino que para un niño la amenaza de ir a es país tiene que estar unida a terribles imágenes. Y así termina esta visita anual:  abriendo paquetes, leyendo, cantando y comiendo las golosinas típicas de la fecha, mientras San Nicolás regresa a España cansado ya de andar toda la noche por los tejados.

 


Para conocer el origen de esta fiesta hay que indagar mucho más allá de las raíces del santo. En la antigüedad germana se celebraba el comienzo del invierno en honor del dios Wodan, exigente en sus ofrendas. Estas ceremonias tenían carácter festivo y muchas veces llegaban a ser verdaderas orgías. Al aparecer los cristianos en Holanda se opusieron a esta manera de festejar tan pagana y se quitaron a Wodam de en medio dándole a la fiesta un tinte más religioso, hasta que los protestantes reformaron todo lo que tuviera sabor papal y San Nicolás tuvo que desaparecer. No quedó de él ni las imágenes en las iglesias. Sin embargo siguió la tradición en el interior de los hogares hasta que en el siglo XIX salió de nuevo a las calles. Ahora la fiesta de Sinterklaas no tiene nada de aquella religiosidad, y la orgía se ha hecho material hasta alcanzar su punto más alto el 5 de diciembre. Nicolás es un santo que sabe manipular muy bien la avaricía en los niños de una manera en extremo tentadora con toda clase de anuncios de regalos. Quizás es esta su manera de luchar contra Papá Noel, otro anciano que tampoco se siente impedido por la edad y que compite con él en una lucha que cada año se repite. Sin embargo la fiesta del 5 de diciembre forma parte de la cultura del país, símbolo de la identidad que llevan con ellos cada uno de los holandeses.
 
 

 

 

 

 

sábado, 1 de diciembre de 2012

La Fiesta de San Nicolás





Jan Steen es un narrador de cuentos. Lo hace a través de sus pinturas. Este artista holandés es conocido por la representación de escenas costumbristas con un toque de humor. Generaciones enteras se han visto representadas en los cuadros. En su estilo destaca la composición. Pintaba situaciones reconocibles y familiares. Sin embargo, detrás de esta fachada también había un acento de advertencia, admonestación o veladas alusiones.

Este cuadro de Jan Steen, La fiesta de San Nicolás, pintado entre 1665 y 1668, nos muestra que algunas cosas son durante siglos las mismas. Esta fiesta se ha celebrado desde tiempos atrás por millones de holandeses, y sigue siendo así. De esta manera el cuadro es algo más que una obra artística; es cultura e identidad de un pueblo.

La escena es en el interior de una casa. Los niños acaban de recibir la visita de San Nicolás. Podemos observar que no todos han tenido su regalo. La niña, junto a su madre, está felíz con su muñeca, pero detrás su hermano llora desconsoladamente. Otro niño parece reirse de la situación, mientras el padre observa tambien con una sonrisa; al fondo otros familiares, quizás los abuelos y otros hermanos que cantan a pleno pulmón las canciones tradicionales de esta fiesta, muestran su contento.

El pintor destacaba en la pintura de materiales y tejidos, en los detalles, como el vestido de la niña, la chaqueta de la madre, los caramelos y las nueces por el suelo y la cesta con el pan. Aunque son esos detalles los que atraen nuestra atención también nos da a conocer tradición y cultura.
 

lunes, 26 de noviembre de 2012

La playa más elegante de Holanda




http://alenarterevista.net/
 

Scheveningen es la playa más elegante de Holanda. Fue un antiguo pueblecito de pescadores y ahora es centro turístico de La Haya. Ésta, a pesar de su aire cosmopolita y sofisticado, no es la capital del país. Fue Luis Napoleón Bonaparte, primer rey de Holanda, quien dio a Amsterdam este privilegio. Sin embargo, La Haya, cuyo nombre oficial es ’s-Gravenhage, acoge la residencia de la reina Beatrix y es sede del Tribunal de Justicia Internacional, embajadas y ministerios. La Haya se aprovecha de su situación cercana al mar, los largos kilómetros de playa y sus extensas dunas. Es verdaderamente una ciudad multicultural y ambiciosa de su progreso, de la que están orgullosos sus habitantes.

 Dicen de ella que es elegante y distinguida y que como tal puede parecer algo difícil de conocer. Es una ciudad llena de vida que tiene su corazón en el mismo centro antiguo y en su arquitectura y monumentos, iglesias, palacios, incluso molinos, y por supuesto en todos sus museos. A medida que se la conoce, menos extraño nos sentimos en ella. El primer paso para conocerla es saber más de su pasado y de sus características. Nada mejor que hacer un recorrido por sus museos que nos mostrarán la herencia depositada allí. Así en el Museo Histórico encontramos una interesante colección de pinturas, retratos y objetos, detalles del  trabajo, la vida y la historia de la ciudad y sus habitantes. Vista de La Haya, de Jan van Goyen, pintado entre 1650 y 1651, es una tela de casi cinco metros de ancho, con una detallada vista de la ciudad del siglo XVII. Un detalle curioso, pequeño pero reconocible en el centro de la pintura, es la cigueña. La cigueña, con una anguila en su pico, adorna el escudo de La Haya desde principios del siglo XVI y puedes encontrarla en muchos azulejos, fachadas y vidrieras y por supuesto en un montón de cachivaches para los turistas.

 
Me gustan las ciudades que miran al mar, tienen un especial encanto. En ellas la luz alcanza una extra dimensión y los olores se hacen reconocibles. Son ciudades abiertas al exterior, con un horizonte que busca el infinito. La Haya, aunque tiene la más conocida playa de Holanda, no está realmente asomada al mar. Para los que quieren ver el mar, tienen que tomar el tranvía o el autobús, que les llevará a Scheveningen, a unos cinco kilómetros del centro, pero si lo quieres más cerca lo puedes encontrar en el Panorama Mesdag, en el mismo corazón de la Haya.

 Un panorama pictórico es la representación de un paisaje, una vista del mar, una acción histórica, sobre una tela extendida en forma cilíndrica. En el centro del espacio donde cuelga la obra se encuentra el espectador, y con la ayuda de una música adecuada, luz, sonidos y piezas decorativas se crea la ilusión de una realidad. El Panorama Mesdag, que lleva el nombre del pintor, Hendrik Willem Mesdag, es una tela circular de 14 metros de altura y 120 de contorno. Es una pintura al óleo de un mar en calma, una extensa playa, dunas y el pueblecito Scheveningen, en una imagen realista del año 1880. Hay barcos de pescadores y barcos de velas, un grupo de soldados ejercitando a caballo, algunos grupos de hombres y mujeres, una señora pintando con sombrilla y caballete, la playa, un faro, el primer hotel, y más lejos La Haya, entonces separada de Scheveningen por un paisaje de dunas.

 El mar, el agua, ha sido una fuente de imaginación para muchos artistas holandeses. Un poema de Hendrik Marsman, poeta holandés, dice: Pensando en Holanda veo ríos anchos fluír despacio por el infinito país llano ... y termina con en todas las comarcas se oye la voz del agua con sus eternas desgracias, temida y oída. El agua está presente en muchas de las obras de origen holandés. También para Hendrik Mesdag el mar fue su gran pasión. Pintó el mar en todas las épocas del año y en todas las horas del día. Era un gran acuarelista y coleccionista de obras de arte; tenía su propio museo que donó al estado holandés pocos años antes de su muerte. Entre 1870 y 1911 Mesdag expuso 110 cuadros en el Salón de París. En 1870 ganó una medalla de oro con su obra Les Brissants de la Mer du Nord. Años más tarde, en 1990 se encontró de nuevo el cuadro, dividido en dos partes. Una vez restaurado y en su formato original de 90x100 cm cuelga ahora en el museo Van Gogh de Amsterdam.

 El Panorama Mesdag es el más antiguo del mundo. Ha sido restaurado recientemente. Está expuesto en el museo Panorama Mesdag de La Haya. A través de un oscuro pasillo y una escalera de caracol llegas al mismo centro del cuadro. La distancia hasta la tela se encuentra cubierta de una gruesa capa de arena; sobre ella una silla de playa, una cesta, varias anclas, una red de pescar extendida, algunos trozos de madera, aumentan el realismo de la obra. El sonido del mar, de las aves en vuelo, del aire y de alguna campana lejana de iglesia, hace que te sientas en la más bonita y elegante playa de Holanda.

 
http://panorama-mesdag.com/

domingo, 25 de noviembre de 2012

Haarlem

 
                                                       http://youtu.be/IGEMIzCmVaU

lunes, 19 de noviembre de 2012

Artículo del Diario Sur.es (Málaga)

La tromba destapa las deficiencias de Málaga en arroyos y alcantarillado


Tras la tromba del sábado, los barrios de Ciudad Jardín, Los Asperones, El Limonar y, en menor medida, El Palo, Carretera de Cádiz o el Centro aparecen cubiertos de cañas y barro. Toca hacer limpieza general y balance del desastre, con numerosas viviendas, locales, coches y sedes de instituciones afectadas. El día después del diluvio, SUR recorre los escenarios de la riada.

La avenida de las Postas, en Parque del Sur, se parece más al cauce -casi seco- de un arroyo que a una calle de la ciudad. Hay rocas y barro por todas partes y los operarios se afanan en desenterrar las ruedas de los coches que todavía permanecen aparcados en batería, para que la grúa se los pueda llevar. Uno de ellos es el de Alfonso Moreno, que vive allí desde 1973 y asegura que nunca había visto nada parecido. «No quiero arrancarlo porque tiene arena hasta el motor y temo que se rompa», explica.

El agua sigue fluyendo camino abajo, en dirección a la calle Lorenza Correa. «Es que no para de manar agua de Los Montes», comenta un vecino, que sigue el desarrollo de las tareas de limpieza. La vía está cortada al tráfico. El embovedado del arroyo que conforma este eje se ha hundido por varios flancos, y se ha improvisado con grandes rocas un canal para conducir el riachuelo hacia una gran tapa de registro. En el barrio, todo el mundo tiene la misma versión de la causa: el encauzamiento se taponó y el río buscó su cauce por la superficie.

En el extremo más bajo, ya junto a Lorenza Correa, el aparcamiento para residentes se ha convertido en la tumba de una veintena de coches y motos que estaban estacionados en la segunda planta. Todavía no han empezado a desaguar y el nivel llega al techo. Varios afectados llevan prismáticos para tratar de ver, desde la orilla en que ha quedado convertida la rampa de acceso al garaje, algún atisbo de sus vehículos. «Tenía el coche de mi padre y una moto, y los dos han quedado cubiertos de agua. Ahora estamos sin medio de transporte», se lamenta Mario Maraval, trabajador de Telefónica. «Cuando nos dimos cuenta de lo que pasaba no me permitieron ni entrar al aparcamiento. Había un remolino en el hueco de la escalera y ni intenté bajar». En ese momento llegan los bomberos, que van a llevar una bomba de achique para permitir, al menos, que se pueda volver a estacionar en este recinto.

En Los Asperones las cañas y el barro acumulados en las casas y en las calles son el escenario en el que cientos de personas se afanan por recuperar la normalidad. Una vivienda, situada en la zona más baja, ha quedado gravemente afectada, como también sucede con una iglesia evangélica y un centro social. En total, unas 20 viviendas están afectadas, y sus ocupantes han pasado ya la primera noche fuera de sus hogares. No será la última. La mayoría han optado por quedarse con familiares y amigos, cerca de sus casas, y ahora tratan de retirar el lodo y recuperar los enseres para volver cuanto antes. La mayoría se amontona en grandes montones de basura, porque son irrecuperables. «Con la casa así no podemos estar, hemos tenido que tirar hasta el colchón», exclama uno de los damnificados, que muestra la magnitud de los daños en su vivienda. El camino que pasa sobre el encauzamiento de uno de los dos arroyos que se desbordaron también está dañado, por lo que una parte permanece acordonada.

En El Limonar, el principal frente de batalla está en el colegio Madre Asunción, que ha quedado cubierto de barro y con los bajos anegados. Pero con la riada ha llegado también una ola de solidaridad al barrio. Decenas de padres, alumnos y antiguos estudiantes, junto a los profesores y las monjas que gestionan el centro, se han remangado y llevan todo el fin de semana trabajando codo con codo para limpiar las instalaciones y poder continuar con las clases. Llegan armados con escobones, mangueras y palas, y cuentan además con el apoyo de una excavadora del Ayuntamiento y de un camión cuba. «Hay gente que lleva aquí trabajando desde las siete de la mañana», explica uno de los padres, que ha pasado por una tienda para comprar una pala y una fregona.

Los paseos de Miramar y Limonar, transformados en improvisadas avenidas del desbordado arroyo Toquero, confluyeron en el paseo de Sancha y en Pintor Sorrolla, primero, y en el paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso, después. La desembocadura de la riada se convirtió en un lodazal. Ayer, operarios municipales y de empresas contratadas se afanaban en retirar las montañas de barro y cañas para permitir que los vehículos circularan con normalidad. En el paseo de Sancha, dos garajes quedaron anegados por el barro. Uno de ellos está en superficie, por lo que no afectó a los vehículos. En el otro, sin embargo, el agua marrón llegaba ayer casi hasta el borde de la entrada, afectando a una decena de turismos. «El arroyo se desbordó, saltó el puente y empezó a entrar en la urbanización. Desde las inundaciones del 89 cada vez que llueve fuerte observamos el agua. A nosotros nos dio tiempo a sacar el coche pero otros no pudieron, porque iba rapidísimo», narra Marién Juárez.

El barrizal va desapareciendo poco a poco de la calzada al alejarse de la zona del Limonar. Las desembocaduras de los arroyos Jaboneros -que marca la frontera imaginaria entre Pedregalejo y El Palo- y Gálica -que delimita al este la barriada malagueña- amanecieron llenas de barro y cañas. Aunque el caudal ya había dismuido considerablemente, el agua aún bajaba con fuerza hacia el mar. «¡Esto no es nada comparado con lo de ayer (por el sábado)!», comenta un vecino. El paseo marítimo ha quedado cubierto por una pátina de barro y las playas se encuentran descarnadas.

El centro de Málaga recuperó ayer poco a poco la normalidad, aunque el rastro de la tromba aún era patente en distintos puntos como el parking subterráneo de la avenida de Andalucía y varios locales comerciales que se anegaron cuando el agua cubrió por completo el entorno de la calle Hilera y las alcantarillas no daban abasto para desesperación de los afectados.

Similar era ayer la situación en la Carretera de Cádiz. En cuanto volvió a llover por la mañana se reprodujeron las considerables balsas de agua en el eje formado por las avenidas Héroe de Sostoa y Velázquez , aunque sin llegar a los extremos del sábado, cuando la acumulación de agua obligó a interrumir la circulación desde Juan XXIII hasta el Torcal. «Llevo 12 años trabajando aquí y jamás había visto esto; desde que hicieron las obras del metro cada vez que llueve con fuerza tenemos problemas», denunciaba Ramón López, empleado de la gasolinera Alaska. Las sospechas sobre si los trabajos del suburbano han mermado la capacidad de las alcantarillas eran ayer generalizadas. «El agua nos llegó a la puerta. Antes no se formaban tantas balsas», recalcó Francisco Fernández, de la cafetería La Paloma.

Ajenos a la polémica, los bomberos se afanaban ayer en retirar los enormes árboles que se desplomaron en el patio del colegio Santa Luisa de Marillac, que finalmente podrá abrir hoy sus puertas.

 

Causas: El embovedado reventó en al menos dos puntos al formarse un tapón por el desprendimiento de rocas en Monte Dorado y el arrastre de objetos depositados en el arroyo. Los operarios hallaron una lavadora y una rueda de camión que fueron abandonados en el cauce, y que agravaron el tapón.

Causas: Al desbordarse uno de los arroyos, el agua arrastró dos grandes cubas de obra (como si fueran contenedores), que fueron a parar a los ojos de buey y formaron un tapón junto a las ramas y las piedras que llevaba la corriente.

Causas: El cauce, que llegó a alcanzar una cota de 3 metros, se desbordó en el puente de Don Wifredo y convirtió los paseos de Miramar y Limonar en dos arroyos más.

Causas: Las alcantarillas fueron incapaces de evacuar toda el agua.

 

sábado, 3 de noviembre de 2012

Recibo al otoño





 

Recibo al otoño cuando hace emigrar las últimas horas del verano,

días de siesta no recuperables.

Otoño de hojas caídas y girasoles que ya no obedecen,

de noches calladas, sin ruidos.                                                                

El otoño, granero de invierno,

me alcanzó en el sur con lluvias mal repartidas y exageradas.

Aguas que quiebran sueños y siembran desastres.

 

Este otoño jóven de hoy,

oloroso de lluvias,

está herido de otras tormentas, de voces,                                                                         

de presagios,

ecos de riesgo y discordia.

Está triste el otoño.

Otoño de luces tíbias, como adormecidas,

de marrones y ocres que visten sus campos de elegante nostalgia.

 

Me acerco al otoño

a los senderos casi perdidos, sin diálogo,

ante la mirada impávida del tiempo

y la realidad agostada en el olvido.

Irrumpen límites y humos

sombras que imponen mordazas,

caminos fragmentados,

precipicios y recodos donde la palabra se oculta.

Sueños incoherentes.

Después ... ¡nada! ...

 
19 octubre 2012

 

 

 

sábado, 20 de octubre de 2012

Después de las lluvias

Las playas del Rincón de la Victoria, después de las lluvias en septiembre.


Una tristeza
 
Una imagen dice más que cien palabras.

 

jueves, 6 de septiembre de 2012

Rijksmuseum Amsterdam abre sus puertas


 
El museo en obras
 
El 13 de abril 2013, después de 9 años de reforma, el Rijksmuseum en Amsterdam abrirá oficialmente sus puertas al público. El edificio ha sido completamente renovado.

 
En estos momentos se están trasladando los alrededor de 8.000 objetos de arte y cultura al edificio central.

 
La Ronda de Noche, de Rembrandt, será la última que llegue al museo y volverá a ocupar su lugar original.

 
El museo estará abierto al público los 365 días del año.


martes, 14 de agosto de 2012

Kootwijk y Kootwijkzand





El domingo pasado: un día típico veraniego en Holanda, con temperaturas media de unos 23 grados y un cielo en azul pálido con apenas toques de nubes blancas. Ideal para acercarse a Kootwijk, un pueblecito con unos 300 habitantes –contando también sus alrededores. Se encuentra en la provincia holandesa de Gelderland; rodeado de bosques es un lugar de atracción turistica.



¿Qué es lo que hace de Kootwijk un lugar interesante? Al sur se encuentra el reservado natural de dunas de arena formadas por el viento, que le dan todo el aspecto de un mini-sahara de los Países Bajos. Es un paisaje reseco pero rico en fauna y flora. Se han observado huellas de gacelas y ciervos entre otros animales. Los orígenes están fijado alrededor del año 2550 AC. De esto dan fe las investigaciones arquelógicas. Con el paso del tiempo y a medida que la población crecía, el cambio del paisaje se hacía más notable. Los campos de brezo, intensamente segados, no pudieron reponerse más. Así surgieron terrenos arenosos y el viento se ocupó de que crecieran dunas en diferentes zonas.


Hoy día solo aparecen esta clase de dunas en Holanda. Considerado zona protegida, existen especiales medidas para evitar la amenaza del crecimiento de la vegetación.

miércoles, 1 de agosto de 2012

Deventer, ciudad de los libros






El domingo próximo, 5 de agosto, tendrá lugar el mercado de libros en Deventer. En total estarán 878  puestos que ofrecen miles de libros, extendidos a los largo de unos  6 kms. en el mismo centro de la ciudad. Es el mercado de libros más grande de toda Europa. Libreros de todas partes de Holanda acuden con una gran variada oferta, tanto de libros antiguos como de ocasión, desde libros para niños, hasta libros de literatura, poesía, teaatro, novelas, arte, topografía, trabajos manuales, etc. etc. A este mercado de libros acuden unas 125.000 personas. El primero se realizó en 1989 con unos 100 puestos de libros; hoy día son 878 y sigue creciendo.


Deventer era al final del siglo XV el más importante centro gráfico de Holanda. Hoy sigue teniendo un gran número de imprentas, editores, librerías y anticuarios y librerías de viejo donde puedes perderte en un mundo de letras. Deventer es conocida como la ciudad de los libros.

martes, 17 de julio de 2012

De lluvias y sueños

Llueve en Deventer, llueve.

Yo no necesito soñar con la lluvia tierna,
compañera fiel en los días grises
lejos de las cálidas aguas del sur.
Su presencia es llanto
que me adormece con su melódico
batir en la ventana,
trae cerca el rumor del mar
y asusta a los pájaros negros
que hacen nido en mis sueños.

sábado, 7 de julio de 2012

sábado, 30 de junio de 2012

Hoy me has llenado el alma de deseos











El día recién nacido ha traído versos nuevos

con perfumes frescos de una tierra hermana

lejos, en los confines del universo

batida por las olas de aquellos mares

que dibujan un mundo húmedo y triste

donde el tiempo y el reloj no dan las horas.



Versos, versos y palabras que me cuentan de tus sueños,

tus paseos por calles dormidas y mal iluminadas,

envueltas en el plácido rítmo de la historia,

buscando la princesa dormida que espera ansiosa

el dulce beso de tu boca.



Yo te hablaré de otro país mucho más lejano

donde imperan inviernos blancos y lluvias locas,

iglesias grises de torres afiladas,

tartas de manzana, zuecos de madera,

extensos campos de maíz recién plantado

al igual que una sábana verde extendida

al tímido sol para ser secado.



Yo te hablaré de esta tierra, de polders y diques,

canales y dunas, de gatos cansados y de molinos,

abriré ventanas, detendré el tiempo, beberé

el dulce néctar, romperé fronteras y en las noches

de luna llena asistiré al aquelarre contigo.



Pilar
Deventer 8 junio 2002

viernes, 29 de junio de 2012

Espacio para el río


Foto: Deventer Stentor


Cientos de metros de espacio para el agua. Una solución perfecta para cuando venga crecido.

lunes, 14 de mayo de 2012

A la busca del tiempo ido

  1. Nostalgia en Apeldoorn

No hace tanto tiempo que viajábamos así ....



Quiso

detener el curso del tiempo,

el deslizar por el trazado de los años,

las prisas inagotables

que arrastran en su caudal miles de latidos,

enfrentarse al invierno,

como los árboles,

desnuda,

estremecida con la caricia fría del viento

sobre su piel inquieta por el latir persistente

de un reloj acelerado que sigue impávido

su carrera en la búsqueda de las sombras

agotadas en el suelo.

(mayo 2002)

lunes, 30 de abril de 2012

El día de la reina


Un día de verdadero verano, aunque ya anuncian que entra un frente tormentoso; chapotearemos en el agua y tendremos que sujetar los parasoles para no volar por los aires. El placer no suele durar mucho; mañana otra vez con los abrigos. Pero hoy todavía no. Hoy es el día del cumpleaños de la reina y Holanda se ha vuelto a vestir de naranja.






En Holanda hay un día que hasta los republicanos se vuelven monárquicos : el 30 de abril, fecha que se celebra el cumpleaños de la reina Beatrix. Este día aparecen las calles transformadas en un mar de banderas, rojo-blanco-azul.Todas las calles, en cada casa, en las fachadas, ya sea en las ventanas o encima de las puertas, cuelgan banderas abanicadas por el viento. Cada holandés tiene una bandera en su casa y le gusta hacer buen uso de ella. El día de la reina, en el cumpleaños de miembros de la familia real, el día del trabajo, día de la liberación de los alemanes, etc.,  incluso cuando un hijo termina la Enseñanza Media (en este caso también cuelgan la cartera del colegio). Tengo que reconocer que las calles ofrecen una vista muy bonita.

 El día empieza con un mercado libre, a semejanza de un rastro, en todas las ciudades del país, siendo el más concurrido y nombrado el de Amsterdam. Muy temprano, incluso hay quién pasa la noche en vela para guardar sitio, van llegando los primeros vendedores. Mayores y niños colocan su mercancía sobre una manta en el suelo y tratan de vender todo lo que encontraron al hacer su limpieza anual del desván de su casa. La mitad de los holandeses vende sus trastos a la otra mitad.

 El punto culminante de la jornada es la visita de la reina a una o dos ciudades, escogidas de antemano. Hay un itinerario engalanado con banderitas y adornos en color naranja. Holanda se convierte un país de color naranja. Globos, lazos, guirnaldas, incluso refrescos y tartas son de ese color. No es de extrañar al tener la Casa Real el nombre de Oranje. Por todo el recorrido que hace la reina, acompañada de su familia y el alcalde de la ciudad, hay puestos donde se exhiben trabajos artesanos, se hacen juegos, bailes, todo acompañado con música y el grito cantado, al paso de la reina, de ¡arriba Oranje !, ¡arriba Oranje! y ¡viva la reina !.

 Lo anecdótico del día es que el cumpleaños de la reina no es el 30 de abril. Beatrix nació un 31 de enero. La tradición empezó de una manera sencilla, durante el reinado de Emma, la bisabuela. Esta reina recibía un ramo de flores con motivo de su cumpleaños en el mes de agosto. El 30 de abril es en realidad el cumpleaños de la anterior reina, Juliana. Ésta lo celebraba con lo que se llamó el desfile de flores. Recibía cantidades de ramos de flores que  iban depositándo en el suelo, ante la entrada del palacio donde se encontraba toda la familia, hasta parecer todo un mar de flores. También desde este momento se convirtió este día en fiesta nacional, siendo un día libre para todos los holandeses. Al subir Beatrix al trono decidió que, en honor de su madre, se conservase esta fecha para celebrar su propio cumpleaños.

 Pocas veces se ve tanta animación en las calles de este país. Los holandeses disfrutan de su día libre que muchas veces se ve amenazado por el mal tiempo pero, a esto, ¡ya están también acostumbrados !.

martes, 3 de abril de 2012

La muerte de Guillermo de Orange





La muerte de Guillermo de Orange todavía da que hablar en los Países Bajos. Guillermo murió el 10 de julio del año 1584 en Delft, a consecuencia de las heridas de arma de fuego que le causó Balthazar Gerards, ferviente católico. El rey de España, Felipe II, había prometido una recompensa a quien terminara con su vida. El príncipe de Orange acababa de asistir a un banquete cuando al  retirarse hacia sus habitaciones se encontró frente a frente con su asesino que le disparó desde unos cuantos metros de distancia.

 Siempre se ha creido que sus últimas palabras fueron: “Dios mío, Dios mio, tened piedad de mí y de este pobre pueblo”. Ahora se ha llegado a la conclusión, después de unos estudios muy exhaustivos por diferentes expertos, que las heridas recibidas fueron mortales de necesidad. La bala entró por el pecho a la altura de la quinta costilla y salió por la espalda tocando la parte izquierda del corazón. Guillermo de Orange murió instantáneamente y nunca pudo haber pronunciado esas ni otras palabras.





Se ha puesto en duda también la autencidad de los orificios de bala que se conservan en el muro donde ocurrió el atentado, que hoy es el museo Prinsenhof de Delf; incluso se han hecho pruebas con un arma semejante a la empleada por Balthazar Gerards para el homicidio. La investigación ha dado por resultado que aunque los impactos de las balas no coincidan en la forma y el tamaño, con toda seguridad agrandados por manos curiosas, el lugar es definitivamente el correcto.
Balthazar Gerards tampoco vivió mucho más que Guillermo. Detenido rápidamente fué condenado a morir descuartizado. Esa fue la única recompensa que recibió de Felipe II.



(AlenarteForo)

miércoles, 28 de marzo de 2012

Hatiralar








Hatiralar es la palabra turca para recuerdo. Con este nombre el Museo Histórico de Deventer ha organizado una exposición para celebrar el 400 aniversario de las relaciones diplomáticas entre Turquía y Los Países Bajos.

 En las salas del museo encontramos el trabajo bordado que 18 mujeres de Deventer de origen turco realizaron en el año 2004. Se trata de 18 labores enmarcadas, la mayoría bordadas en punto de cruz, que narran sus historias y la de sus familias, desde la vida en el país de nacimiento, la forma de vivir y trabajar, la despedida de los familiares, el viaje en coche o en avión, hasta su asentamiento en Deventer, el trabajo en fábricas, en hospitales o en la enseñanza. Son sus recuerdos expresados con cada una de las puntadas bordadas en la tela. En la segunda parte de la exposición, 18 holandeses de Deventer que han tenido una relación especial con Turquía comparten también sus recuerdos prestando al museo diversos objetos de carácter personal, incluso un puñal de plata y la firma caligrafiada de un sultán.



Los lazos entre Turquía y Los Países Bajos son cada vez más importantes. No hay que olvidar los 380.000 holandeses de origen turco que viven en este país. El comercio se ha duplicado en los últimos diez años y seguirá evolucionando favorablemente. Hay también un crecimiento en el intercambio cultural y social. Deventer está fuertemente unido con Turquía; muchos emigrantes llegaron a esta ciudad en los años sesenta del pasado siglo y hoy día viven unas 6500 personas procedentes de todas las zonas de Turquía y de diferente entorno religioso.


Los 400 años de relaciones diplomáticas entre ambos países se celebrarán con exposiciones, cine, teatro, conferencias y música. Hasta el 6 de Mayo próximo se puede visitar Hatiralar, la exposición en el museo de Deventer.


fuente datos e imágenes: StedenDriehoek

lunes, 26 de marzo de 2012

Isaac Israels en Amsterdam








Isaac Lazarus Israëls en Amsterdam
Amsterdam 1865 – La Haya 1934



 Del 15 de juni al 26 de agosto próximo el archivo municipal de Amsterdam organiza una exposición con obras del pintor Isaac Israëls. Bocetos, dibujos, acuarelas, y cuadros que el artista realizó en los años 1887 - 1905 y 1918 durante su estancia en Amsterdam. Estas obras tienen como sujeto la ciudad de entonces, la vida diaria, el ambiente de las calles, niños jugando, teatros, bares y ferias.


Isaac Israëls, es junto con George Hendrik Breitner uno de los más importantes representantes del impresionismo holandés. Hijo del también pintor Josef Israëls, desarrolla un destacado interés por la literatura, los viajes y el arte pictórico, demostrando desde muy jóven su talento.


jueves, 1 de marzo de 2012

Febrero en Malaga


¿Qué hace un buda en las playas del Rincón de la Victoria?