sábado, 30 de junio de 2012

Hoy me has llenado el alma de deseos











El día recién nacido ha traído versos nuevos

con perfumes frescos de una tierra hermana

lejos, en los confines del universo

batida por las olas de aquellos mares

que dibujan un mundo húmedo y triste

donde el tiempo y el reloj no dan las horas.



Versos, versos y palabras que me cuentan de tus sueños,

tus paseos por calles dormidas y mal iluminadas,

envueltas en el plácido rítmo de la historia,

buscando la princesa dormida que espera ansiosa

el dulce beso de tu boca.



Yo te hablaré de otro país mucho más lejano

donde imperan inviernos blancos y lluvias locas,

iglesias grises de torres afiladas,

tartas de manzana, zuecos de madera,

extensos campos de maíz recién plantado

al igual que una sábana verde extendida

al tímido sol para ser secado.



Yo te hablaré de esta tierra, de polders y diques,

canales y dunas, de gatos cansados y de molinos,

abriré ventanas, detendré el tiempo, beberé

el dulce néctar, romperé fronteras y en las noches

de luna llena asistiré al aquelarre contigo.



Pilar
Deventer 8 junio 2002

3 comentarios:

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Acabo de contemplar la Luna. Es Luna llena. Soy habitante de esa tierra maravillosa que describes, Pilar.
Te cuento cómo es esta tierra desconocida y lejana y ya me contarás cómo es esa extraña tierra que nace del mar.
Estoy casi a plena luz debido a la intensidad del resplandor de la Luna.
Estoy viendo cómo se recortan las montañas que se encuentran tras mi casa de campo y oigo el leve chapoteo del agua de la piscina.
Estoy escribiendo a una querida amiga que estas sensaciones son experiencias de vida.
Estoy escribiendo a una querida amiga que su poema es tan bello como su tierra natal y la de adopción.
Estoy escribiendo a una querida amiga que mire la Luna y le diga que pronto sentirá su espléndida luz recortándose sobre las chumberas de su Sur querido.

Un fuerte abrazo, querida Pilar.

Camino del sur dijo...

Pilar simplemente hermoa la descripción contrastada de esos lugares y hermoso también el comentario de Antonio.


Abrazos


Pilar

Esther Rubio dijo...

En mis años de instituto la excursión me toco a Holanda y quede maravillada de lo preciosa que era esa ciudad ganada al mar, con zuecos de madera, con bicicletas en las calles con ese olor a humedad que se parece también a mi Asturias.
Bueno mi Querida Pilar paso a desearte un feliz verano y que sigas escribiendo con esa magia que enebran tus palabras.