viernes, 20 de diciembre de 2013

Fuego en Deventer




Esta noche, en el mismo centro de la ciudad, entre calles estrechas y edificios con mucha historia.
 

martes, 17 de diciembre de 2013

Ghosts of Christmas: El espíritu de la Navidad









Deventer 14-15 Diciembre (fotos diario Stentor)

Como en años anteriores Charles Dickens ha estado en la ciudad. Los personajes que él creó han vuelto a recobrar vida. Deventer recibió más de 140.000 visitas. El tiempo estuvo moderado, no llovió y la temperatura conservó sus cifras positivas. Ahora a esperar que Dickens siga con ánimos y, a pesar de lo avanzado de su edad, quiera repetir el año próximo su viaje.


-0-0-0-0-0-0-0-


Charles Dickens está de nuevo aquí, envuelto en el olor del ponche y las castañas asadas, y yo vuelvo a dejarme conquistar por ese aire inglés de Navidad que llega con su visita. La nieve este año es real, y al calor de la fogatas encendidas en las calles se acercan los personajes traídos por él, entre temblorosas luces, árboles de Navidad, y casas restauradas de la época. No sólo en las calles, sino a través de ventanas y puertas abiertas entras en el ambiente romántico y lleno de contrastes del siglo XIX.

 

Esta vez quiero alcanzar el tiempo y retroceder, cruzar esa línea que separa lo verdadero de lo imaginado en sus cuentos, vivir en el presente las historias de los libros. Me veo avanzando por esas calles anfitrionas de la ciudad. Hace frío. Copos de nieve dan el toque blanco al color en las mejillas de la gente. Pronto me encuentro rodeada de una abrigada multitud, deseosa igual que yo de conocer a los verdaderos protagonistas del día: vendedores de periódicos, deshollinadores, huérfanos desharrapados, mendigos y locos, rateros, niños que ofrecen en venta. En el recorrido también me cruzo con damas elegantes y caballeros con sombreros de copa. Más adelante me enfrento a un grupo de exaltadas señoras que exigen el derecho a voto, mientras vendedores muestran sus mercancías y un muchachito anuncia las noticias del periódico que ofrece.Tengo un encuentro con Ebenezer Scrooge tan desagradable como siempre, con la pequeña Dorrit, con el distinguido señor Pickwick. A Oliver no hay quien lo pueda coger, y David Copperfield muestra el buen carácter que nos contaba Peggotty. En una esquina un contador de cuentos entretiene a un grupo de curiosos, y hay un momento de confusión cuando atisbamos a la reina Victoria a través de los cristales de una carroza.

 
El aire frío trae cerca las notas de un coro que canta a la Navidad mientras el día cuenta tenaz las horas. Voy pasando de un libro a otro recogiendo cada una de las historias. Los personajes se muestran cansados y se hacen reales, toman propias decisiones, manifiestan sus derechos. Se han hecho noticia que atrae a miles de visitantes para asistir a esta cita cada año, y así saben que volverán a copiar la moda de entonces, a airear los disfraces, a desempolvar sombreros, y ensayarán canciones y textos para dialogar. Así cuando el rumor de la ciudad vuelve a sus actuales dimensiones, los protagonistas del día regresan al silencio de las letras. Allí dormirán el sueño reparador que los harán tan apetecibles, tan deseados como cada año.
 

sábado, 7 de diciembre de 2013

A merry merry Christmas (John Lennon)




A merry merry Christmas
and a happy New Year.
Let’s hope is a good one
without any fear.
And so this is Christmas
for weak and for strong
the rich and the poor ones.
The road is so-o long.
And so happy Christmas
for black and for white,
for the yellow and red ones.
Let’s stop all the fights.
A merry merry Christmas
and a happy new year.
Let’s hope is a good one
without any fear.
And so this is Christmas
and what have we done?
Another year over
and a new one just begun.
And so happy Christmas,
we hope you have fun
the near and the dear ones
the old and the young.
A merry merry Christmas
and a happy new year
Let’s hope is a good one
without any fear
War is over if you want it!
War is over noooow!
 
Navidad ha llegado
y que ha sido de ti.
Otro año ha pasado,
y uno nuevo está aquí.
Llegó Navidad
que seas muy feliz
a los que son de allá
y a los que son de aquí.
Feliz Navidad
y año nuevo feliz.
Que esté lleno de paz
y de amor para ti.
Navidad ha llegado
para pobres y ricos
para enfermos y sanos
que es muy largo el camino
Llegó Navidad
para negros y blancos
para azules y rojos
ya no habrá más que paz.
Feliz Navidad
y año nuevo feliz.
Que esté lleno de paz
y de amor para ti.
Navidad ha llegado
que ha sido de ti
Otro año ha pasado
y uno nuevo está aquí.
Feliz Navidad
que seas muy feliz
a los que son de allá
y a los que son de aquí.
Feliz Navidad
y año nuevo feliz.
Que esté lleno de paz
y de amor para ti.
Se ha acabado ya la guerra
Para siempre, Dios lo quiera.
 
 
 

miércoles, 4 de diciembre de 2013

San Nicolás, obispo de Myra


Un texto para recordar ...

 

5 de diciembre: fiesta de Sinterklaas en Holanda

 

Los Reyes Magos no llegan hasta Holanda, la distancia es demasiado larga para tres reumáticos camellos, pero los niños holandeses no se pueden quejar porque también tienen quién les lleva los regalos: un ancianito de largas barbas blancas, con un montón de siglos echados a las espaldas, hace felíz a los que se portan bien.

 

Se conoce poco de los primeros años de vida de este santo varón que nació allá por el siglo III al que le pusieron de nombre Nicolás, y que llegó a ser obispo de Myra, lugar situado en lo que hoy es Turquía. Según ciertas crónicas su vida está marcada por una serie de milagros. Se cuenta que en su edad adulta fue en peregrinaje a Jerusalén. Durante la travesia un fuerte viento arrastró uno de los mástiles del barco, golpeando a un marinero que resultó muerto. Cuando el tiempo quedó en calma y los tripulantes más tranquilos, vieron como después de una oración del santo el marinero volvía a recobrar la vida. Pero la fama de su nombre llegó después de su muerte, un 6 de diciembre del año 342. Desde Myra y Constantinopla se extendió su devoción por toda la Iglesia griega y rusa. De ahí pasó en el siglo IX a Italia y en el X a Alemania, Inglaterra y Francia. Como consecuencia de la invasión turca de Asia Menor, sus restos fueron llevados a Bari en el sur de Italia, donde parece que descansan ahora.

 

Lo curioso es que en esa fecha -6 de diciembre- no es la muerte sino el cumpleaños del santo lo que se recuerda. El día anterior, 5 por la mañana, hace su entrada oficial en la ciudad, acompañado de afanosos ayudantes negros –Zwarte Pieten- que son los que hacen las compras en los grandes almacenes. El viaje lo hace en barco de vapor desde Madrid, donde según la tradición vive. La leyenda echa una mano para explicar que esto no es un capricho, descubriendo que los holandeses se equivocaron y no es Italia sino España el lugar que escogieron para dejar reposar sus restos. De ahí también el color de sus ayudantes: era el tiempo de una España árabe y eran servidores moros los que acompañaban siempre a San Nicolás.  Pero otro rumor popular -y por el que me decanto- dice que el motivo del color es que andan a menudo entre chimeneas y después ya no tienen tiempo de lavarse ... ¡quién puede estar seguro de saber la verdad!

 

Cuando ese día llega la embarcación, adornada de banderitas holandesas y españolas a la ciudad, es recibida por el alcalde que será quien le entregue al santo las cartas que escribieron los niños. San Nicolás va vestido con túnica blanca y manto rojo, lleva en la cabeza una mitra del mismo color con cruz dorada, símbolo de la autoridad eclesiástica, y en las manos un báculo dorado y un libro con los nombres de los niños que se han portado bien. ¡Ah, y para prevenir confusión con otros que se quieren hacer pasar por el santo, el verdadero lleva una fina estola roja también al cuello! Los niños ataviados con gorritos de papel y agitando banderitas, cantan a todo pulmón –seguramente para entrar en calor- canciones dedicadas al santo. Después San Nicolás dará un paseo por la ciudad en un caballo blanco que tiene  por nombre Américo. Pueden imaginarse los lectores que, debido a la alta edad de este venerable señor y lo resbaloso de las calles heladas, se toman las debidas precauciones para evitar caídas.

 

Los niños no tienen que esperar hasta el día siguiente. Esa misma noche después de cenar, les llevará San Nicolás los regalos. El santo se subirá al tejado con caballo y todo para echarlos por la chimenea -cosa peligrosa en esta época fría del año- aunque la mayoría de las veces, seguramente por miedo a un resbalón, es en la puerta de la casa donde tras dar un fuerte golpe deja un saco lleno de presentes. Los regalos van envueltos en papel con el nombre del destinatario, acompañados de un poema que deberá ser rimado, en el que se comentará cualquier cosa que se relacione con el que lo recibe. Los que se han portado bien no tienen nada que temer, en caso contrario existe el saco y una varilla con la amenaza de azotes. Pero es el saco -de yute- lo más terrible que le puede pasar a un niño que se ha portado mal: San Nicolás se lo llevará dentro de él a su regreso a España. Imagino que para un niño la amenaza de ir a es país tiene que estar unida a terribles imágenes. Y así termina esta visita anual:  abriendo paquetes, leyendo, cantando y comiendo las golosinas típicas de la fecha, mientras San Nicolás regresa a España cansado ya de andar toda la noche por los tejados.

 

Para conocer el origen de esta fiesta hay que indagar mucho más allá de las raíces del santo. En la antigüedad germana se celebraba el comienzo del invierno en honor del dios Wodan, exigente en sus ofrendas. Estas ceremonias tenían carácter festivo y muchas veces llegaban a ser verdaderas orgías. Al aparecer los cristianos en Holanda se opusieron a esta manera de festejar tan pagana y se quitaron a Wodam de en medio dándole a la fiesta un tinte más religioso, hasta que los protestantes reformaron todo lo que tuviera sabor papal y San Nicolás tuvo que desaparecer. No quedó de él ni las imágenes en las iglesias. Sin embargo siguió la tradición en el interior de los hogares hasta que en el siglo XIX salió de nuevo a las calles. Ahora la fiesta de Sinterklaas no tiene nada de aquella religiosidad, y la orgía se ha hecho material hasta alcanzar su punto más alto el 5 de diciembre. Nicolás es un santo que sabe manipular muy bien la avaricía en los niños de una manera en extremo tentadora con toda clase de anuncios de regalos. Quizás es esta su manera de luchar contra Papá Noel, otro anciano que tampoco se siente impedido por la edad y que compite con él en una lucha que cada año se repite. Sin embargo la fiesta del 5 de diciembre forma parte de la cultura del país, símbolo de la identidad que llevan con ellos cada uno de los holandeses.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Encuentros en la naturaleza





Curiosidades de otoño atrapadas por el objetivo de mi cámara.
Deventer, Holanda
 
 
 

 

domingo, 27 de octubre de 2013

Otoño


Ha buscado en la tierra desesperada y rota las raíces de los árboles fallecidos. Le conmovió la ausencia de una atmósfera impregnada de recuerdos: había olvidado la fragancia del verde recién cortado, el suave balanceo de unas ramas donde columpiar su comportamiento. Toda su vida fue perseguir imposibles existencias, inquietantes futuros, mirar detrás de la linea que le separa del Más Allá. Se quedó sin conocer las respuestas ¡Pobre marioneta colgada de un destino sin palabras! Quiso alcanzar la plenitud en lo proyectado, en lo preciso de su color, pero no tuvo respuesta válida y se convirtió en juguete de su propia desilusión.

 

Nadie notó su ausencia al desaparecer con sus otoños para siempre.
 
 

viernes, 13 de septiembre de 2013

sábado, 27 de julio de 2013

En la hora que nos delata el silencio



 

Es en esta hora cuando se alzan voces sin matices que nos hacen difícil olvidar el canto áspero y las aristas que hirieron la piel de nuestros años. Desde lo más pequeño de lo que fuimos nos invade una ola rota, el pasado ruidoso -poblado de dragones con mal genio y hadas con varitas mágicas desgastadas- y el presente confuso, huellas de un linaje que se resiste al desagarro. Pero  ya nada es igual y todo se diluye entre pasiones desmedidas y un atisbo de desazón y mucho de desamparo, en esa aproximación dolorosa que roza cicatrices nunca curadas completamente: es la historia de nuestros días con un epílogo que ya nos ha alcanzado.
 

jueves, 18 de julio de 2013

Los cuatro días de Nimega

Los Cuatro días de Nimega se celebran cada año en la tercera semana de Julio en la ciudad de Nimega y sus alrededores. La primera marcha tuvo lugar en el año 1909. Pueden participar 45.000 personas como máximo y es el espectáculo deportivo más grande de Holanda. Los caminantes andan cada día distancias de 30, 40, y 50 kilómetros. Al completar estos cuatro días se les condecora con "la cruz de los cuatro días". El último día de la marcha miles de espectadores esperan a los participantes a lo largo del trayecto, entre exclamaciones y gritos de ánimo.





 

viernes, 28 de junio de 2013

Esperando el verano




Aún espera mi jardín la caricia encendida, la luz migratoria y cómplice del verano.
Aún espera que cambie el gesto descortés y distante,
que repare la faz de un poniente sin sombras y sin nombres.
En mi jardín, lunas que evaden su obligación y nidos que no funcionan,
un parasol depresivo, una rama quebrada, nada;
tanta carencia cercena azules y contradice el aire con presagios de otoños.
Estas tardes ociosas en mi jardín se respira un acento umbrío y cierta humedad
que dota las pupilas de tibias resonancias.
Un vencejo sin conocer el ritual, rosas, claveles y dalias, y un gato, siempre un gato en mi jardín, que implacable no deja de explorar fronteras ineludibles.
Mientras,
mi jardín
espera que se haga verdad el relevo perpetuo de los tiempos.

viernes, 21 de junio de 2013

Llegaron las lluvias

Foto: De Stentor. Deventer




Zware regenbuien hebben donderdagmiddag voor ondergelopen tunnels en wegen gezorgd in Deventer.
 
 
Deventer, jueves por la tarde ....

lunes, 10 de junio de 2013

Deshojando la margarita

 
Photographs taken at off Hwy 106, Reynolds County
 
 
 
 
Te encuentro al amanecer
aliada al fresco aliento de los sueños.
¡Qué triste o alegre resonancia puedes dar a mi vida
cuando entre tus pétalos guardas el interrogante
si me quiere de amor, poquito o nada.
 
 

domingo, 26 de mayo de 2013

Quien quiera saber más ....



Para quien quiera saber más de la manía de los holandeses por las bicicletas ....


Shirley Agudo, americana
189 páginas
150 fotos


martes, 14 de mayo de 2013

Una ciudad: Amsterdam



12-mayo-2013
 

Estalla la vida reflejando luz en los mudos espejos de las aguas

que quiebra siluetas vencidas por el peso del tiempo,

mientras una babel de palabras hace enmudecer las viejas piedras

de una iglesia y el carrillón juega con el paso lento de la historia.

En el bullicio envolvente de la ciudad, un rincón sin voz

acoge las miradas, y unas palomas se pierden en el gris de las calles.

Fue preciso llegar al corazón, que se abrió,

mostrando el golpear de sus latidos.


domingo, 12 de mayo de 2013

en Haarlem



El jueves, un día primaveral.
 
 

miércoles, 17 de abril de 2013

Imágenes

Los pasos
 

La cera
 
Los colores
 
Las flores
 
 
En el campo
 
 
La jardinera
 
El escritor
 
 

 
El bisabuelo