jueves, 20 de enero de 2011

El mar



Poema de Victoria Atencia

Bajo mi cama estáis, conchas, algas, arenas:
comienza vuestro frío donde acaban mis sábanas.
Rozaría una jábega con descolgar los brazos
y su red tendería del palo de mesana
de este lecho flotánte entre ataúd y tina.
Cuando cierro los ojos se me cubren de escamas.
Cuando cierro los ojos, el viento del Estrecho
pone olor a Guinea en la ropa mojada,
pone sal en un cesto de flores y racimos
de uvas verdes y negras encima de mi almohada,
pone henchido el insomio y en un larguero entonces
me siento con mi sueño a ver pasar el agua.

3 comentarios:

Annick dijo...

Cuanta atracción tiene el mar , sea cual sea .

Besos desde TU Málaga.

Nómada planetario dijo...

La exquisita sensibilidad de esta señora es incomensurable.
Saludos ateridos.

WILHEMINA QUEEN dijo...

qué bueno Pilar, me encanta este blog! besossssssssss!