viernes, 8 de abril de 2011

A punto de partir pero todavía no



"Las vacaciones verdaderas no son viajes de descubrimiento sino un ritual de tranquilidad"
A.Philip Adams


Estaré unas semanas en el sur, en Málaga


Me reconozco al límite de la resistencia ante un equipaje que cada vez exige más. ¡Este viaje no es para siempre! -me digo- y sigo buscando lo que la memoria suele olvidar, como son unas llaves perdidas, el pasaporte que no está donde debe, el libro que tenía reservado para esta ocasión. Nunca se está completamente a punto de partir. Acechan además razones para impedirlo: problemas que en esta última hora escogen el momento de mostrar sus quebrantos, y rompen la estabilidad de lo programado. Pero sobre todo es el tiempo lo que domina a los que se quedan con la ausencia y la distancia, y será el desaliento el que moldee el miedo a la soledad. Para quien – en el vértice de sus años- no entiende de distancias y ese tiempo es un futuro que teme inalcanzable en la quietud que vive el suyo, la espera está inmersa en el acoso del silencio de sus días.

Todo es parte del equipaje que lleva el que está a punto de partir, compañero inevitable que acompañará cada capitulo de esta historia.

4 comentarios:

ANTONIO CAMPILLO dijo...

El futuro nunca debe ser inalcanzable, Pilar.

Deja las llaves, deja los miedos, deja la soledad, viaja libre de equipaje, llega…, llega que es lo importante. Llega a tus recuerdos, a tus olores, a tu sol, a tu paisaje...

Cuando hayas llegado todo cambiará y, como dice Adams, disfrutarás del ritual de tu tranquilidad.

Llega bien, querida amiga, y que el silencio de la tranquilidad te envuelva.

Un fuerte abrazo.

Antonio.

Nómada planetario dijo...

En cuanto ese avión sobrevuele esta tierra todas tus congojas se habrán disipado.
Un abrazo.

Natalia dijo...

Disfruta de tus vacaciones. Y espero que el tiempo no sea demasiado lluvioso. Yo he tenido que anular mis días de fiesta porque en La Alberca, Salamanca, donde íbamos a pasar 3 días, va a estar diluviando, y yo necesito el sol y el buen tiempo para poder hacer fotos y disfrutar de la naturaleza. He preferido, pues, quedarme en casa.
Otra vez será.

Un abrazo

Camino del sur dijo...

Que amor más contradictorio a los viajes, a mi me asa, me encanta viajar!!, sin embargo todo lo previo que involucra el viaje me produce una serie de inquietudes, que después como dice Nómada todo se disipa al iniciar el vuelo.


Abrazos. Y que lo disfrutes muchísimo.


María Pilar